Armonía eterna – ¿sueño o realidad?

Pregunta: Los cabalistas decían que la humanidad está en un estado de sueño, ¿no es el estado de armonía eterna ilusorio, no es un sueño? 

Respuesta: Al explorar nuestro estado actual y desarrollarlo con  la ayuda de Cabalá, nos acercamos al estado espiritual y comenzamos a ver dos mundos- nuestro mundo desde un costado y el mundo espiritual en el cual nos hemos vestido.

Cuando vemos que uno corresponde con el otro, se fusionan y forman un espacio común, es decir,  vemos la causa y consecuencia de todo por lo que pasamos, no tenemos ninguna ilusión acerca del mundo espiritual. Tenemos una pregunta: ¿qué sigue? Es porque el mundo espiritual es un mundo de desarrollo. 

Debemos desarrollarnos a un estado donde lo alcanzamos plenamente, nos conectemos, nos da satisfacción y nosotros a él. Es llamado adhesión con el Creador. Más aún, el mundo espiritual, incluyendo este mundo, está dentro de mí y yo estoy completamente dentro de ambos. Lograr ese estado es la corrección final, es el despertar completo de esta ilusión, de este sueño. 

Es decir, vemos el objetivo de lo que tenemos que lograr- la corrección final (Gmar Tikkun), equivalencia completa, adhesión completa con el Creador (o naturaleza). Revelo que es razonable, eterna y perfecta, porque también yo mismo me vuelvo eterno, sensible y perfecto. 

Y logro una pregunta absolutamente clara para el Creador, para la naturaleza común que me creó: “¿Qué sigue?” Pero no hay respuesta. Esta pregunta no tiene respuesta. Porque todos nosotros, absolutamente todos sobre la tierra, debemos llegar a la corrección final. Hasta después, cuando todos estemos corregidos, la siguiente perspectiva en este desarrollo nos será revelada. 

Es decir, Cabalá no evade la respuesta, revela lo que puede suceder, lo que sigue, no lo sabemos.
[290635]
De Kabtv “Close-up. Individualista”

Material relacionado:
En el camino del caos a la armonía
“¿Cómo saber cuando se despierta a la espiritualidad?” (Quora)
El propósito de estar en este mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.