Camino hacia el nacimiento espiritual

Cuando la persona va con fe por encima de la razón, no le importa cuánto sabe ni qué sabe ni qué piensa ni entiende.  Va por encima de su razón, con los ojos cerrados, sin tratar de aprender nada. 

Aunque tiene algo de su propia comprensión, sensaciones y conocimiento, no lo desecha por completo, no se autolimita, trata de ir por encima. Si intenta avanzar así, hacia la cualidad de otorgamiento, la cualidad que lo acerca a sus amigos y al amor, estas acciones le conducen hacia el estado de Ibur, nacimiento espiritual

Por eso, Rabash escribe: “Cuando una persona va con los ojos cerrados”, es decir, no se guía por sus emociones ni por su pensamiento, de los que ve este mundo de forma egoísta y nada más, sino que quiere ir “por encima de la razón”, es decir, “creer en los sabios y seguir todo el camino” (la fe es la cualidad de otorgamiento), al hacerlo, su acción se llama Ibur. Llega al estado de rendición y gradualmente, el atributo de la semilla  espiritual se manifiesta en él, se empieza a desarrollar. 

“Que sólo el bien y la misericordia me persigan todos los días de mi vida y moraré en la casa del Señor a lo largo de los días” (Salmo 23). 

Por eso, lo más importante, no es detener los intentos de imaginar un mundo lleno con el Creador y pensar en cómo podemos acercarnos a Él, de acuerdo a nuestras cualidades, acciones e intenciones, para empezar a sentirlo a Él y a nosotros en Él. Esto se conoce como “morar en la casa del Señor a lo largo de los días”.
[293043]
Del Congreso internacional de Cabalá “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” 8/ene/22 “Ir con fe por encima de la razón”, clase 5

Material relacionado:
La metodología del nacimiento espiritual
Adquirir una pantalla – nacimiento espiritual del hombre
Nacimiento espiritual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.