Festividades

Señales externas de acciones espirituales

Pregunta: La comida que usamos en Rosh Hashaná para la mesa festiva, simbolizan cierto tipo de cambios internos ¿por qué es necesario comerla? 

Respuesta: El hecho es que cuando transmitimos ciertas leyes, las ponemos en la forma de costumbres populares y las convertimos en algo como los dichos. De esta manera, son preservadas y transmitidas de generación en generación. 

Si comienzas a decir: “La luz de Jasadim, la luz de Jojma, etc.” nada resultará. Si la gente no tiene sensaciones adecuadas, no las preservarán. Por eso se transmite así. 

Para preservar el significado interno de los fenómenos y acciones espirituales, los cabalistas los vistieron en cierto tipo de manifestaciones materiales. En Rosh HaShaná comemos zanahorias, simbolizan benevolencia. Sumergimos la manzana en miel para tener un año dulce, bueno. La granada son los 613 deseos que necesitamos corregir de la recepción al otorgamiento, de lo egoísta a lo altruista. 

Es decir, son señales particulares en nuestro mundo. Así se transmiten de generación en generación, las costumbres populares, aún cuando los cabalistas han puesto mucho significado interno en ellas. Las conocemos y apreciamos porque así son transmitidas las tradiciones. Pero lo más importante es lo que indican esas costumbres, tienen un significado interno muy elevado. Es lo que debemos entender. 

Pregunta: Es decir, el Cabalista siente deseo de recibir para su propio bien. Para, de alguna forma transmitir en este mundo las señales de corrección a los demás, toma una manzana, que simboliza el deseo de recibir, la sumerge en miel, como si la endulzara con la intención correcta y obtiene la imagen? 

Respuesta: Son señales externas, nada más. Debemos entender que al mismo tiempo, el cabalista desea que la fruta de ese árbol, que deliberadamente arrojó al hombre lejos del nivel espiritual, ahora con la ayuda de Amtakat HaDinim (endulzar el juicio), es decir, endulzar con miel, corregirá la inclinación malvada del hombre y se elevará al nivel de su corrección.
[287095]
De Kabtv “Estados espirituales”

Material relacionado:
Días Festivos – Una cadena de acciones espirituales
¡Es tiempo para la Acción Espiritual!
Avanzando desde las ramas a las raíces espirituales

Días de expiación

Pregunta: Comienzan diez días después del año nuevo, se llaman días de expiación, Yom Kippur, día de la corrección ¿qué correcciones hay durante esos días, desde el punto de vista del trabajo espiritual que ya está avanzando? 

Respuesta: La persona que está avanzando, se revisa a sí misma durante esos diez días. Debe determinar claramente su diferencia con el Creador. Esto demuestra su preocupación por observar las leyes espirituales de equivalencia con el Creador. 

Diez días simbolizan diez Sefirot. En cada cualidad, revisa cuán diferente es del Creador

Pregunta: ¿Puede revisarlo en particular? 

Respuesta: Si existes en el mundo espiritual estás obligada a hacerlo. Y lo haces. En el nivel corporal, sin embargo, es costumbre y si no está involucrada en el trabajo espiritual, simplemente pides tener un buen año.
[287120]
De Kabtv “Estados espirituales”

Material relacionado:
Un silencio especial durante el Día de la Expiación
Cómo desarrolla uno el sexto sentido
Un sabor que no se puede comparar con nada en este mundo

¡Ayúdanos a ser seres nuevos!

Todos los días festivos, simbolizan estados especiales en la elevación espiritual del hombre. Si trabajamos, tal como deberíamos, año con año, día tras día, ascendemos en la escalera espiritual, cada vez más, hasta alcanzar la completa adhesión con el Creador

Ascender sobre el egoísmo, se llama Pesaj, salida de Egipto; y adquirir la fuerza de otorgamiento, se conoce como celebración de Shavuot.

Luego, el hombre se juzga a sí mismo y ve que no es capaz de otorgar, se conoce como 9 de Av.  Y después, decide renovar completamente su vida, con una nueva relación hacia el Creador, lo que se conoce como Año Nuevo, Rosh Hashana.

Lo más importante es hacer un cálculo correcto sobre la forma de entrar a este nuevo período, a este nuevo momento. Muchas veces, se desea cambiar la vida, como si empezara todo de nuevo. Es la señal del Día del Juicio, Yom Kippur, uno de los días por los que todos deben pasar para llegar a la equivalencia de forma con el Creador. 

Yom Kippur viene de la palabra “expiación” (Kapara); es cuando pides perdón al Creador. Finalmente, te examinas y ves que muchas veces tuviste oportunidad de corregirte y lograr adhesión con el Creador, pero fuiste negligente y no te pudiste sobreponer a tu egoísmo. 

Un mes antes de Yom Kippur, la persona comienza a examinarse y observa que se encuentra en deseos egoístas de recibir placer para sí misma y no quiere utilizarlos para corregirse y acercarse al Creador. Por eso, pide perdón, se da cuenta que en ese momento no tuvo fuerza ni oportunidad para sobreponerse a su orgullo y, pide ayuda.  

Resulta que nuestro único crimen, es que no pedimos ayuda y debemos pedir perdón. “Lamento no haber pedido”, es pedirle al Creador que nos perdone por no haber acudido a Él, con la súplica de que nos corrija.  

El Creador creó el egoísmo, pero el hombre debe darse cuenta de que el egoísmo es el único mal que hay en él. A través del prisma de este mal, miramos el mundo y por eso, el mundo nos parece tan malo. De acuerdo a esto nos relacionamos con el Creador, porque toda esta imagen descompuesta del mundo, viene deliberadamente de Él.  Al final culpamos al Creador por hacernos tan malos, a nosotros  y al mundo.  

En ese momento, no te das cuenta de que el Creador te dió el ego y la capacidad de ver al mundo a través de él, para que Le pidas que te corrija y reemplace la naturaleza mala por una buena. 

Este es el trabajo del hombre. Lo único que necesitamos hacer, es conocer el mal en nuestro interior y darnos cuenta de que el Creador nos lo dió de forma intencional, para que acudamos a Él y le pidamos que reemplace el egoísmo y la incapacidad de hacer buenos actos, que corrija todo el mal, para que se convierta en bien.  

Al final, no hay fuerzas buenas en nosotros y no habrá si no las pedimos al Creador y así podremos sentir y ver el mundo, a través del buen deseo. Después, el mundo nos parecerá como un verdadero paraíso. 

Por eso, todo nuestro trabajo es revelar nuestro mal, que es la razón por la que vemos el mal a nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos y después, dirigirnos al Creador, para que cambie este mal por bien. Este trabajo lo hace el Creador y por eso, se llama, trabajo del Creador (Avodat HaShem).  Pedir al Creador que lo haga, se llama, día del arrepentimiento, Yom Kippur.

Resulta que no es un día de duelo, sino un día de gozo, porque nos juzgamos a nosotros mismos y vemos que para corregir nuestra condición, sólo necesitamos pedir al Creador que cambie el deseo malo con el que Él nos creó, por un buen deseo.  

Así que, tenemos a quién dirigirnos y qué pedir. Todo depende sólo de nuestra petición. Y todo lo pasado, cuando éramos débiles, incapaces de hacer buenos actos, confundidos y esclavos de esa naturaleza que nos domina en todo, todo fue deliberadamente creado por el Creador, para mostrarnos nuestra carencia de fuerza y despertar en nosotros el deseo de liberarnos de nosotros mismos, de nuestro egoísmo y, cambiarlo por otorgamiento. 

Este es el significado principal del Día del Juicio, Yom Kippur, cuando pedimos al Creador que retire nuestro deseo egoísta y malvado y lo cambie por un deseo altruista, bueno, de amor. Y ascenderemos de un hoyo profundo, a una montaña alta.

Por lo tanto, Yom Kippur es el día más importante del año, cuando usamos las 24 horas para pensar en pedir perdón por nuestra debilidad, por todo el mal que hemos creado con el ego que nos dió el Creador. Y dado que decidimos que este mal fue creado en nosotros por el Creador, tenemos la oportunidad de dirigirnos a Él y pedirle la fuerza del bien, en lugar del mal. Como resultado de esta petición, obtendremos más y más fuerzas del bien y ascenderemos cada vez más, hasta el fin de la corrección. 

Resulta que todos y cada uno, deberíamos hacer este trabajo, no sólo una vez al año, en Yom Kippur, según el calendario, sino cada día, tanto como sea posible, deberíamos dirigirnos al Creador y pedirle que cambie nuestra inclinación al mal, por una buena inclinación. Al grado de nuestra capacidad de dirigirnos al Creador y exigirle esta corrección, podremos ser como Él y lograr adhesión con Él y perfección, es decir, el final de la corrección. 

Esto es en lo que se necesita pensar e intentar implementarlo en las siguientes veinticuatro horas.
[287386]
De la lección diaria de Cabalá 11/sep/21, «Fe por encima de la razón»

Material relacionado:
Yom Kippur: ¿Tristeza o alegría?
El camino hacia el estado de Yom Kippur
Yom Kippur y la Expiación en cada alma

Yom Kippur – El del calendario y el espiritual

Pregunta: ¿Qué es “Yom Kippur”? 

Respuesta: Yom Kippur es Ki Purim, como el día de Purim. “Kippur” significa “perdón”, “Purim” viene de la palabra “Pur”, que significa destino

Yom Kippur revela todos los pecados que debemos corregir gradualmente. Desde Yom Kippur hasta Janucá, corregimos nuestros deseos de dar, para estar sólo en otorgamiento y de Janucá a Purim, también corregimos las cualidades de recepción para que sean de otorgamiento. Así, llegamos a la festividad de Purim. 

Hay ciertas prohibiciones en Yom Kippur: no beber, no vestir ropa de piel, etc. Es decir, encontramos inclusiones egoístas en nuestros deseos y no podemos usarlos. 

Las cinco prohibiciones corresponden a los cinco tipos de restricciones, porque nuestro deseo egoísta está formado por cinco grados. Cada grado corresponde a comida, bebida, vestido, etc. 

Pregunta: ¿Por qué está prohibido usar ropa de piel ese día? 

Respuesta: Ropa (Levush) significa que tienes un Kli (vasija), cierta corrección y puedes vestirla. Pero, descubres que todos tus deseos son egoístas y no puedes vestirlos. Está prohibido usar deseos no corregidos. 

En su avance espiritual, el cabalista cumple con esas prohibiciones, esas restricciones en sus deseos, se revisa a sí mismo y actúa de esta manera. 

Pregunta: ¿También necesitamos observarlo en nuestro mundo? 

Respuesta: Por supuesto, en nuestro mundo, es una costumbre. De otra manera, no habría sido transmitido de generación en generación y existiría sólo entre los cabalistas que entienden su esencia y actúan así. Más aún, los cabalistas no lo hacen en la fecha del calendario de Yom Kippur, sino cada vez que están en ese estado. 

Pregunta: ¿Qué pide el cabalista ese día? 

Respuesta: Pide al Creador que le ayude a salir de las fronteras de su egoísmo. No tiene otra petición. 

Sólo hay dos formas de dirigirse al Creador: la primera es con gratitud por haber recibido un trabajo tan especial y la segunda es con una petición por fortaleza para elevarse incluso más alto, hacia la cualidad de otorgamiento.
[287340]
De Kabtv  “Estados espirituales”

Material relacionado:
De Yom Kippur a Purim
El camino hacia el estado de Yom Kippur
Yom Kippur: ¿Tristeza o alegría?

El primer hombre en nacer en la espiritualidad

Comentario: Rosh Hashanah (Año Nuevo) se remonta al día en que nació el primer hombre, Adam, en el año 3,760 AEC. Él alcanzó el sistema espiritual que nosotros llamamos Creador. 

Mi respuesta: Adam es el primer hombre, en el mundo, que nació en la espiritualidad. Antes que él ya había gente sobre la Tierra, pero él fue el primero que alcanzó el nivel espiritual. Por eso se le llamó Adam, de la palabra “Edome”—similar a la fuerza superior. 

Pregunta: Ahora decimos que cada uno debe convertirse en Adam. Digamos que quiero revelar esta fuerza superior ¿qué es este estado? 

Respuesta: Con nuestra intuición, no podemos revelar esta fuerza, como lo hicieron Adam y los que le sucedieron. Adam desarrolló el método de alcance de la fuerza superior e incluso escribió el libro El Ángel Raziel (Raziel HaMalaj).

Esto siguió por un largo tiempo, hasta que este conocimiento alcanzó a Abraham y sus seguidores. 

La ciencia de la Cabalá—que significa “recepción”— estudia cómo adquirir, recibir y revelar esta fuerza superior llamada Creador, mientras vivimos en nuestro mundo.

Pregunta: Nuestros deseos cambian constantemente, desde los básicos: alimento, sexo, familia, seguridad, hasta los deseos de poder y riqueza. Hace algunos cientos de años, el deseo de conocimiento apareció en los humanos. Y cuando el deseo de alcanzar la causa raíz se manifestó en ellos, es decir, averiguar el propósito de la vida, ¿quiere decir que se manifiesta el deseo de Adam?

Respuesta: Sí, debe elevar al humano en su interior. Cuando el deseo de alcanzar la causa raíz se presente por primera vez, se considera que nació el hombre en él. 

Pregunta: ¿Quién es Eva?

Respuesta: Hava (Eva) es su deseo, en conexión con ese deseo, alcanza al Creador. 

De hecho, el deseo espiritual se divide en partes masculinas y femeninas, en líneas derecha e izquierda, llamadas Adam y Hava. El alcance del Creador nace precisamente en la conexión entre ellos.
[287053]
De Kabtv “Estados espirituales”

Rosh HaShaná, una oportunidad para conquistar la separación que causó la Covid

Mi nuevo artículo: «Rosh Hashaná: una oportunidad para conquistar la separación de Covid«

Hace unos días, una vecina le contó a una de mis alumnas, que estaba muy triste porque sus hijas estaban discutiendo sobre las vacunas Covid. Como resultado, una de ellas, que se opone a la vacuna, no vendrá a celebrar Rosh HaShaná [víspera de Año Nuevo judío] con la familia. Lo que más le dolió a la vecina de mi estudiante, no fue la objeción de su hija a recibir la inyección ni siquiera que no asista a la comida festiva. Lo que realmente le dolió fue el odio que estalló entre ellas. En todas las familias hay disputas y riñas, pero el estallido venenoso de odio la devastó.

De hecho, el odio es la pesadilla de nuestra generación. Destruye todo, destroza comunidades y familias. Por eso, necesitamos trabajar en nuestras conexiones, para conquistar el odio y mantener unida a nuestras familias y comunidades.

Todos tenemos diferentes opiniones. El problema es cuando las opiniones diferentes exponen fisuras más profundas, ocultas hasta ahora. Si un miembro de la familia no quiere vacunarse, como en este caso y, no puede asistir a la comida de Rosh HaShaná, para no poner en riesgo a otros, no debemos odiarlo.

Debemos tomar los desacuerdos, no como motivos de odio, sino como oportunidades para estrechar lazos. Cuando superamos diferencias y disputas, fortalecemos nuestros lazos y aumentamos nuestro amor y unidad, incluso más que antes de que ocurriera la ruptura. Nuestro esfuerzo consciente por unirnos solidifica y fortalece nuestros lazos.

Cuando hablamos de conquistar la separación, no nos referimos a suprimirla, como si no existiera. Conquistar la separación es reconocerla, aceptarla y aún así, unirnos por encima de ella. Esa nueva unidad, que tuvo que formarse sobre la división, será invariablemente más fuerte que una unidad que nunca fue desafiada.

Por eso, siempre que surja una división, debemos examinar si valoramos nuestra conexión con la persona que está en desacuerdo con nosotros. En el caso del que me habló mi estudiante, el dolor de la madre evidentemente mostró que valora la conexión con sus hijas y la conexión entre ellas, más de lo que valora sus opiniones sobre la vacuna. Si puede transmitir sus sentimientos a sus hijas, ellas podrán superar su división y fortalecer sus lazos. Si no, su conexión se romperá, a pesar de todo.

La sociedad actual presenta innumerables situaciones en las que no estamos de acuerdo con otros. Si valoramos nuestras conexiones, debemos tratar esas situaciones como oportunidades para estrechar nuestro vínculo. Si lo hacemos, podemos convertir la pesadilla del odio en una bendición de amor mutuo y cercanía.
[287007]

Rosh HaShaná, un nuevo inicio

Mi nuevo articulo: «Rosh HaShaná, un nuevo inicio«

“El hombre es lobo para el hombre”, dice el proverbio latino Homo homini lupus. Describe acertadamente la forma en que nos tratamos en la sociedad actual. Podemos haber llegado al punto en el que pensamos que no hay nada de qué regocijarse, destruimos: la Tierra, familias, países, pueblos, cultura y educación. Llegamos a una coyuntura muy mala. Por otro lado, este punto bajo podría servir como oportunidad para escudriñar nuestro estado, reiniciar y elevarnos por encima de esta situación, en este Rosh HaShaná, este Año nuevo.

Todo depende de si nos juzgamos con agudeza a nosotros mismos, si evaluemos el tiempo que hemos perdido y enmendamos nuestro estado, si decimos “¡Basta!” y hacemos lo necesario para una nueva vida. Esta nueva vida no implica construir nada nuevo, sólo buenas relaciones mutuas.

Rosh HaShaná, de las palabras “cabeza” “comienzo” [Rosh en hebreo] y “cambio” [Shinui], representa el comienzo del cambio, la capacidad de transformar nuestra dirección actual de sufrimiento, inseguridad y vacío en un nuevo camino en la vida caracterizado por felicidad, confianza y satisfacción.

Los símbolos de la festividad de Rosh HaShaná se asemejan al estado que anhelamos alcanzar. Manzanas con miel, representan el deseo de un año nuevo dulce y feliz. Comer una granada con todas sus semillas simboliza las buenas obras que debemos hacer. Una barra redonda de pan horneado, es la vida perfecta y completa que queremos lograr. Y la cabeza del pez, nos recuerda “ser la cabeza y no la cola”. El pez también simboliza al animal que vive en el agua y el agua es la gracia. Es como tener un niño recién nacido, rodeado de agua dentro del útero de su madre. Todos estos son signos de que estamos en el umbral de una nueva era, una nueva vida.

¿Dónde exactamente deberíamos comenzar este proceso de cambio? El primer paso hacia un nuevo inicio es tomar conciencia. Es importante darse cuenta de que las relaciones humanas, ya sean buenas o malas, determinan toda nuestra vida. No sólo nos afectan a nosotros, sino a todos los niveles de la naturaleza: inanimado, vegetal, animal. El nivel humano es el más alto en la escala de la naturaleza, por eso, si corregimos la forma disfuncional e imprudente como nos tratamos, esta corrección impregnará el resto del sistema.

Los problemas crecientes que vivimos a nivel mundial deberían despertar en nosotros una profunda introspección, hasta el punto en el que entendamos que todo depende de nosotros, de nuestra actitud hacia nuestro destino, hacia la naturaleza, hacia todos. Una evaluación exhaustiva de la calidad de nuestras relaciones revelará lo dañinos que fuimos durante el último año y que esa fue la causa fundamental de los dolores y tristezas que sentimos.

En consecuencia, un buen año nuevo estará determinado por nuestro deseo de implementar la gran regla de la Torá, “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Tenemos que examinarnos a nosotros mismos de acuerdo con este principio, ya sea que nos hayamos portado bien o mal con los demás.

Con todas las fuerzas del mal que se revelan en la sociedad humana y en la naturaleza, esperemos ser lo suficientemente inteligentes como para darnos cuenta de que nuestra fuerza reside en nuestra unidad. Por eso, nos conviene acelerar nuestro cambio de dirección, de separación a integración. Así, en lugar de devorarnos unos a otros como lobos, nos comportaremos como una comunidad fuerte de seres humanos cariñosos que constantemente se apoyan y aprecian. ¡Feliz Rosh HaShaná!
[286951]

El 15 de Av – día en el que la vida comienza

El 15 de Av es una fiesta especial llamada “Día del amor” porque el amor es la meta final de nuestras correcciones. Se dice que nunca ha existido un día mejor y más feliz que este. Y no hablamos de amor terrenal entre un hombre y una mujer. Este es el día del amor de cada uno por todos y por la fuerza superior que también nos envuelve con amor. 

Esto tiene un significado completamente diferente. El día del amor no es siquiera un día sino un estado al cual llegamos después de la destrucción  y los problemas. Y cuando nos dirigimos al Creador y con Su ayuda establecemos la unidad y amor entre nosotros, este estado continúa por siempre. 

En la Mishná está escrito que el 15 de Av, las chicas se vestían de blanco y salían al jardín y cantaban y danzaban en círculos y los jóvenes llegaban y elegían a su novia. Pero, no hablamos de jóvenes sino de aspiraciones de nuestra alma, del poder de recepción y del poder de otorgamiento, que debemos intentar unir con el fin de llegar a la unidad y el nacimiento de un nuevo mundo. 

Si queremos lograr corrección, debemos unir dos fuerzas opuestas de manera que la fuerza de recepción y la fuerza de otorgamiento funcionen juntas y den a luz a un nuevo estado, una nueva generación creada en la unión de la derecha y la izquierda, de los principios masculino y femenino. Es la mujer quien da a luz a un nuevo estado, una nueva generación y la dirige hacia la corrección del mundo. El color balnco simboliza la propiedad de la fuerza superior, rendición plena, pura, buena intención y apertura. Y todo esto tiene lugar en los huertos donde las uvas y las frutas maduran, eso testifica la renovación de la vida. 

Antes de esto, creíamos que vivíamos, pero no era vida sino sufrimiento continuo. Lo considerábamos vida a falta de otra opción. Pero ahora entendemos qué significa vida de amor, unión y devoción mutua y hacia el Creador. Y ahora todos nos unimos, entre nosotros y con la fuerza superior en un todo único, un Kli y realmente sentimos que estamos comenzando a vivir. 

Cada uno busca la oportunidad de otorgar, de acercarse, de amar, de dar a todos de forma imparcial, sin ninguna frontera. Así llegamos a la unión de la que nace una nueva vida; a partir de dos fuerzas, derecha e izquierda, nace una tercera -la línea media, que abre los cielos y nos permite ver la vida en un nivel espiritual perfecto.
[285275]
De Kabtv “El mundo” 20/jul/21

Material relacionado:
Unidos con Israel: “Tu B’Av es más que un día de amor”
Tu B’Av un día festivo sin pretensiones
Tu B’Av – Amor que trasciende al odio

Del día del amor a Purim

Pregunta: ¿Hay diferencia entre el día del amor y Purim? Ambos hablan de la corrección final ¿cuál es la final? 

Respuesta: La final es Purim

Tu B’Av (día del amor) y Purim existen en polaridad, en oposición. Lograr la corrección en Tu B’Av (15 de Av) nos lleva a celebrar Purim. 

El 15 de Av es conexión en el nivel espiritual y Purim es conexión en el nivel físico. Físico, significa conexión no en el nivel corporal de nuestro mundo, sino en los deseos  mismos.
[285235]
De Kabtv “Estados espirituales. Día del amor- Tu B’Av

Material relacionado:
9 de Av: La raíz espiritual de la manifestación del mal en el mundo…
La festividad de Purim
Alusiones a propiedades y acciones espirituales

El 9 de Av – Un día de grandes eventos

Pregunta: En el mundo exterior, la destrucción del Templo fue manifestada como varios eventos que sucedieron precisamente en el 9 de Av. 

En 1312 AEC mensajeros de Moisés convencieron al pueblo de no entrar a la tierra de Israel. El 9 de Av en 586 AEC, Nabucodonosor destruyó el Primer Templo. En el 9 de Av en 70 EC, el segundo templo fue destruido por los romanos. 

En el 9 de Av en 135 EC, cayó la fortaleza de Betar; era el último fuerte en la segunda guerra judía. En el 9 de Av de 1290, los judíos fueron expulsados de Inglaterra. Y podríamos seguir. ¿hay misticismo en esto? 

Respuesta: No es misticismo, es información, fechas históricas claramente documentadas que indican cierta recurrencia. Es decir, hay una cierta ley natural espiritual o física que continuamente se repite en esta fecha.

Justo como en la naturaleza, ciertos días hay conjunción solar o luna llena que podemos calcular por adelantado. Lo mismo puede ser dicho del 9 de Av. 

Es un día de grandes eventos, cuando el mal es revelado y sirve como trampolín hacia el siguiente estado. De acuerdo a lo que la sabiduría de la Cabalá explica, hemos pasado a través de todas las posibles destrucciones que se relacionan con el 9 de Av y ahora, este día ya no nos amenaza con ninguna destrucción, porque estamos en el estado más bajo posible. 

Al contrario, ahora solo podemos aspirar al estado de conexión, a la construcción del así llamado Tercer Templo. Cuando lo creemos con nuestro esfuerzo común, cumpliremos nuestro destino y el mundo entero se conectará a un estado mejor, más elevado, eterno y perfecto.
[284900]
De Kabtv “Estados espirituales”, “el 9 de Av – La Ruina del Templo”