trabajo de grupo

Primera fase del avance hacia la corrección

Pregunta: Mientras más me anulo, más supero mi egoísmo, ¿cierto? ¿sucede de manera contínua, conforme me conecto cada vez más con la decena?

Respuesta: Sí. Mientras más me anulo, más me acerco a la verdadera anulación de mi yo. Esto pasa en la medida que se me revela el egoísmo, pero no totalmente. Se revelará durante mucho tiempo a lo largo de todos los grados futuros. 

Pero de entrada, tengo que hacer el trabajo que se me da, para que, a pesar de mi egoísmo, cuando lo anulo, me uno a los amigos y me anulo ante ellos.  

Al momento en que adquiero cierto grado de anulación de mi ego —es decir hago una restricción sobre él—recibo la oportunidad de utilizar la luz superior y comienzo a ascender. Es una forma distinta de trabajo. 

Justo ahora, hablamos sólo sobre la primera fase de nuestro avance hacia la corrección, que es anularse ante los amigos. Es para lo que se creó nuestro mundo. Vamos pasando por un gran panorama histórico y estamos participando en él, de generación en generación, con el fin de crear todas las condiciones para la anulación total.

En cada grado debemos mantener la restricción y después, sobreponernos, para utilizar nuestros deseos en la dirección contraria, en dirección al otorgamiento. Y en esta cualidad de otorgamiento, empezaremos a sentir cierta clase de similitud con el Creador. Y ya es una sensación de la luz superior que nos llena.
[292194]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Elevándonos por encima de nosotros mismos” 7/ene/22, “Anularse ante los amigos”, lección 2 

Material relacionado:
Ser un cero completo
La condición racional de la conexión con el Creador
El propósito de la creación es la adhesión con el Creador

El punto de ascenso espiritual

Pregunta: Si cada uno en la decena es cero y todos anulan su deseo, no habrá deseo en absoluto, entonces, ¿ante qué me anulo? 

Respuesta: Ya no tendrás que anularte ante nada, porque estarás totalmente anulado. Este es el primer punto, de ahí empieza tu ascenso espiritual. 

Anularse ante los demás, es la tarea de cada uno, es el punto de inicio del camino espiritual. Es decir, donde comenzamos nuestro ascenso. Es la tarea a la que ahora nos enfrentamos.  

Y después, todo el ascenso estará basado en el principio de fe por sobre la razón, cuando el atributo de otorgamiento prevalezca en nosotros, por encima del atributo de recepción.
[292191]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Elevándonos por encima de nosotros mismos” 7/ene/22, “Anularse ante los amigos”, lección 2

Material relacionado:
El punto cero donde comienza la espiritualidad
En el punto cero de la realidad
El único camino hacia el alcance espiritual

¡No esperes! ¡Actúa!

Pregunta: ¿Es correcto esperar que todos en la decena se vuelvan buenos, para que desaparezca toda fricción?

Respuesta: No creo que sea correcto esperar. No funcionará. Puedes esperar un número infinito de años, hasta que la fuerza superior comience a obligarte a avanzar con el palo, para que entiendas que tu condición necesita ser corregida. En ningún caso podemos esperar a que algo pase un día. Esta es la peor actitud ante la vida.

Debemos actuar Si se ayudan unos a otros en su grupo, ya no será aterrador ni difícil. Al hacerlo, te motivan los demás y tú mismo actúas en ellos y avanzas. Si se construyen las relaciones correctas, entre los amigos del grupo y comienzas a presionarlos para que lo hagan, automáticamente todos se ayudan, se inspiran y avanzan. Esperar es el sentimiento más peligroso. No hay nada que esperar.

Pregunta: Si estoy en un grupo, no debo aceptar peleas, fricciones e interferencias dentro de la decena, ¿es correcto?

Respuesta: No. Todo necesita ser corregido, no simplemente rechazado. Hablo de ser activo. En este sentido, todos deben entenderse; si no inspiro a otros, ellos no me inspirarán a mí y no avanzaremos.
[292207]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Elevándonos por encima de nosotros mismos” 6/ene/22, “Nos acercarnos al Creador a través de la red de conexión entre nosotros”, lección 1

Material relacionado:
Un mundo sin la cualidad de otorgamiento
Yo, el grupo, el Creador
Construir un sensor para el Creador

Ser un cero completo

La importancia del trabajo, es precisamente cuando uno llega al estado de cero, cuando uno ve que anula toda su existencia y su ser, por lo que el deseo de recibir no tiene fuerza. Sólo así, uno ingresa a la Kedusha. (Baal HaSulam, Shamati  19. “¿Qué es ‘El Creador detesta los cuerpos,’ en el trabajo?”)

Sin embargo, antes que el hombre se anule, tiene el gran trabajo de no querer nada para sí mismo. Quiere sólo una cosa: estar en el estado de cero, como si no existiera en absoluto y el egoísmo no tiene control. Únicamente después, empieza a entrar al mundo espiritual, a sentir al Creador. 

En la sabiduría de la Cabalá, a esto le llamamos Tzimtzum, restricción. Al mismo tiempo, el deseo no desaparece, sólo se restringe y luego, pasamos a otros atributos. Por otro lado, la parte del trabajo con nuestro deseo de recibir, ya empieza a operar, como si fuera para otorgar. 

Pregunta: ¿Cómo puedo anular en este momento mi existencia?

Respuesta: Intenta hacerlo físicamente. Por eso se nos creó en el mundo corporal. No importa si estamos en el egoísmo o en el altruismo. Damos los primeros pasos en nuestro mundo, en el que podemos existir físicamente, es decir, estar en contacto unos con otros, en relación a nuestras cualidades internas.

Debemos tratar de hacer lo que aconsejan los cabalistas. Empezar con la práctica de nuestra propia anulación ante los amigos, en la decena. Lo que sea que decida la decena, dentro del marco de nuestro avance común, debo aceptarlo incondicionalmente con alegría, entender que me jala a la meta. Y seguir adelante. 

Pregunta: Justo ahora, estoy sentado en la clase. Tengo un millón de deseos y pensamientos distintos. ¿Cómo puedo anularlos ante mis amigos? 

Respuesta: Por eso tenemos la preparación para la clase. Debemos estar preparados para anularnos ante nuestros amigos. Todo lo que quiero ahora, es estar dentro de mi corazón, enfocado dentro de él, sólo en mi deseo por la conexión con el Creador, con el propósito de la creación. Para favorecerlo, me anulo y me integro en los amigos. Es decir, necesito anularme completamente ante mi grupo. 

Quiero estar dentro de ellos. Quiero estar junto con ellos, específicamente en este bote, el cual todos nosotros construimos a partir de nuestros deseos y anhelos.
[292143]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Elevándonos por encima de nosotros mismos” 7/ene/22, “Anularse ante los amigos”, lección 2

El hombre es sostenido por el entorno

Es imposible para el hombre elevarse y salir de su círculo. Es como intentar elevarme tirando de mi propio cabello, es claro que no puedo hacerlo. 

Por eso, el hombre debe obtener sustento de su entorno, es decir, ganar fortaleza, la intención correcta y elevación y grandeza de la meta, desde el entorno, si lo recibes todo del entorno, podrás elevarte por encima de ti, por encima de tu ego. 

Y tenemos muchos entornos de los que obtenemos sustento: hogar, trabajo, relaciones de tiempo atrás. Pero lo más importante es poner mi grupo por encima de todos ellos, porque hasta donde determinen en mí las propiedades superiores y preferencias de desarrollo, podré desarrollarme y no de otra manera. 

El hombre debe revisarse para poder elevarse por encima del resto del mundo, por encima de su potencia y atracciones, para que el grupo le de la grandeza superior, la sensación más fuerte de la meta, no hay nada más elevado que alcanzar al Creador y no hay ninguna posibilidad, ningún otro medio, de llegar al Creador excepto, por el grupo. 

Cada uno sabe de seguro que hay un poco de egoísmo dentro de él. Y mientras avanzamos, revelaremos un egoísta incluso más grande en nosotros, crecerá y crecerá, como está escrito: “cualquiera que es más grande que su amigo, su inclinación es más grande”. 

Por eso, constantemente debemos cuidar el entorno, el grupo, que nos muestra el camino hacia la espiritualidad, hacia un desarrollo más elevado, para cada uno, alrededor nuestro, siempre prevalece sobre todos los otros grupos y valores. 

Por lo tanto, si una persona elige un entorno para sí, gana en tiempo y esfuerzo. Pero el entorno mismo no puede ser bueno o malo, es de la manera en que lo construimos. No podemos cambiarnos a nosotros mismos. Pero podemos afectar al entorno en que nos encontramos. 

El Creador nos lleva a un grupo, pone nuestra mano sobre la buena fortuna y dice: “¡Tómalo, te doy esta oportunidad!” Y ahora depende de cada uno aprovechar esta oportunidad que el Creador le dio. Es sólo para reforzarse a sí mismo en este entorno. Y el refuerzo depende sólo de elevar al grupo ante nuestros ojos. Alejarnos de nuestros cálculos y prerrequisitos naturales e involucrarnos en el entorno correcto que nos mostrará la meta y dentro del cual, podemos lograr esta meta. 

Por lo tanto, si eliges un buen entorno, ganas en tiempo y en esfuerzo. Es decir, cada uno puede lograr la meta muy rápido. Nosotros determinamos el tiempo,  la cantidad de esfuerzo y lo largo del camino, al elevar el entorno por encima de nosotros mismos. Y así, al adherirnos a ese entorno. Volamos directo hacia la meta de la creación, la revelación plena del Creador en nosotros.
[292036]
Del Congreso Internacional “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” 8/ene/22, “Extraemos la grandeza de la meta de los amigos”, lección 4

Siempre adelante, ni un paso atrás

Sin nuestra unidad, no podemos alcanzar ni revelar al Creador. Pues el Creador es revelado como el punto central de nuestra unidad de donde viene todo y a lo que todo debe regresar. 

La grandeza de los amigos es primero el hecho de que el Creador los eligió. Es decir, fueron elegidos por el Creador. 

Segundo, veo que buscan la misma meta. Es decir, el Creador les dio un deseo que valoro y aprecio. 

Tercero, los amigos pueden ayudarme, no puedo lograr mi meta sin ellos. Sin ellos, no soy absolutamente nadie ni nada. Todo lo que puedo recibir para alcanzar al Creador viene solamente de ellos. 

Por lo tanto, al recibir de ellos todas las cualidades, intenciones y anhelos, puedo llegar al Creador. Yo mismo no tengo nada con qué llegar al Creador. Estoy completamente desconectado del Creador con mis cualidades y pensamientos. 

El grupo es el conector que me conecta al Creador. Sin el grupo, no puedo adherirme al Creador. Para mí es como la placenta para el feto. El lugar para un feto en el útero. El feto no puede adherirse al  útero en sí. Primero debo adherirme a la placenta y después al útero gracias a ella. El útero es un órgano femenino y la placenta conecta al feto con el útero. 

El Creador es el vientre espiritual y todo el organismo superior y la placenta, que conecta el alma en crecimiento con el Creador, es el grupo. Por eso, si no me adhiero al grupo, a los amigos y no me conecto con ellos en un todo común, no tengo conexión con el Creador y ninguna oportunidad de llegar a Él en el futuro. 

Por lo tanto, hay sólo una solución:siempre hacia adelante y ni un paso atrás.
[292055]
Del Congreso Internacional “Elevamos por encima de nosotros mismos” 8/ene/22, “Extraemos la grandeza de la meta de los amigos”, lección 4

El único impulso es hacia la unidad

Debemos poner atención constante en los descensos. No debemos sumergirnos en ellos ni llorar, sino considerarlos de forma más seria y controlada, comprenderlos y estar agradecidos con el Creador por habernos revelado Su luz.

De hecho, no son descensos, sino la revelación de otra corrupción que se me da y así, puedo corregir la vasija general. En este estado, tengo claro que debo conectarme con mis amigos. Es el estado en el que todos nos encontramos durante la revelación de los estados individuales y de los estados comunes en los que sentimos descensos, ascensos y diferentes saltos, los corregimos juntos.

A medida que sentimos descensos; individuales o comunes, necesitamos de inmediato anhelar conectarnos con el centro de la decena y tratar de aferrarnos unos a otros. Sólo con una mayor consolidación podremos corregir estos descensos, esta oscuridad y estos malentendidos.

Todos los estados se corrigen con un solo impulso hacia la unidad y no de otra manera. Puede haber todo tipo de estados, inconsistencia y descoordinación, malestar, peleas, malentendidos, distancias, estados individuales o estados comunes, pero ninguno importa. Estos estados resultan porque no estamos lo suficientemente unidos, y sólo podemos corregirlos con nuestra unidad común.

En el momento en que anhelamos y tratamos de unirnos, de inmediato, debemos pedirle al Creador que nos una, porque no podremos hacerlo sin Él. No tenemos ningún otro pegamento que pueda mantenernos unidos.

Primero, necesitamos restringir el ego de cada uno, para no usarlo, luego necesitamos adquirir un Masaj (pantalla) por encima de nuestro egoísmo y la luz reflejada que llega a todos y luego al Creador. Necesitamos recibir todo eso de arriba.

El Creador revela el siguiente nivel de nuestra ruptura dentro de nosotros y es Él el que tiene que corregirlo. Necesitamos atribuirlo solamente a Él. Así como llevamos un objeto descompuesto a donde se pueda arreglar, a eso se reduce nuestro trabajo, determinar quién es el experto que puede hacerlo. El Creador quiere que lo reconozcamos como un artesano y un gran experto.
[251262]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 12/feb/19

Material relacionado:
Cómo llegar hasta el Creador
Logro empírico de la sabiduría de la unidad.
Cómo llegar a ser la corona de la naturaleza

Toda la espiritualidad está en la decena

Pregunta: ¿La expresión «como buey a la carga» se refiere a estados en los que no vemos el futuro? ¿cómo debemos relacionarnos con el mundo externo en esos estados cuando todo parece estar mal?

Respuesta: En ninguna forma podrás salir de estados malos, a estados buenos, si no tienes un grupo. Sucede sólo en la decena.

Cuando se reúne la decena y aparentemente crea un todo único, aunque todos son diferentes. Construyen dentro de cada uno, un atributo hecho de muchos elementos diferentes, que ni siquiera sospechas que existen, porque cada uno es un sistema enorme y complejo.

Cuando se conectan, entre ustedes se crea un todo único, de hecho, el sistema está formado por muchas partes opuestas y diferentes. Es como todo sistema técnico moderno, como un sistema electrónico o un sistema informático en el que hay muchas combinaciones mutuas y opuestas, pero juntas crean un sistema que funciona como un todo único.

Sin este sistema, no hay forma de avanzar. Porque, cuando te sientes mal, sólo la decena puede ayudarte. Si está en estado de descenso, tus nueve amigos, conectados entre sí, pueden sacarte de ese estado.

¡Esta es la única forma! ¡No hay otra! Por esa razón,  a cada uno se le da un estado de descenso -para unir a la decena. Hoy estoy en estado de descenso y mañana serás tú, y luego él y así sigue.

Todos pasarán por estos estados y así crearemos el nombre del Creador, donde cada uno eleva a los demás. Pero no podrás hacer nada sin la decena. La espiritualidad está sólo en la decena. No hay nada en la persona individual. Toma nota de eso.
[247680]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 24/feb/19

Material relacionado:
Todo lo que necesito es la decena
Ve a través de la decena
Conexión con mi decena

Llamando al Creador

Pregunta: Supongamos que le pedí al maestro que llame al Creador y el maestro respondió que el Creador espera mi llamada ¿cómo, sabiendo esto, podemos tener una conexión permanente y constante que incluya a todos?

Respuesta: Si estás conectado en una decena, puedes invocar al Creador. Imagina que puedes comunicarte con el Creador sólo si juntos marcan Su número, formado por diez dígitos.

Llegan al Creador y Él responde a todos a la vez. Si uno interrumpe la conexión, falta cierto dígito y la conexión con el Creador se corta.  Así funciona.
[247430]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 18/abr/19

Material relacionado:
¿Dónde podemos revelar al Creador?
El hombre, el mundo y el Creador.
¿Quién es el Creador

La oración del grupo

Pregunta: ¿Cuál es la oración del grupo? ¿deberíamos sentarnos alrededor de una mesa y trabajar juntos como en un taller o leer el Sidur o algo de las fuentes?

Respuesta: La oración del grupo es cuando todos sienten lo mismo. Cuando hay un sentimiento en el corazón de todos los amigos.

Has estado discutiendo durante muchos meses la importancia de estar en contacto con el Creador, cómo conectarlo a nosotros, cómo despertar Su influencia en el grupo y cómo llamar Su atención. Al enfocar constantemente tus pensamientos en una idea, Le llamas. Quieres estar en contacto con Él y se lo pides. Esta es la oración.

Por supuesto, puede leer el Sidur. Fue escrito y editado hace 2,500 años por los miembros de la Gran Knesset, que eran grandes cabalistas.

Escribieron sobre lo que sintieron y vieron. Por eso, estas oraciones son absolutas y están destinadas a todos. Cualquiera que las diga hace al menos alguna acción, pero necesitamos volvernos a Él desde nuestro corazón, desde el corazón del grupo.
[247475]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 18/abr/19

Material relacionado:
Un verdadero pedido al Creador
¿Cómo debo pedir para que mi petición sea verdadera?
Oración colectiva