Cómo hacer un espacio para el Creador

¿Quieres que haya espacio para el Creador? ¡Hazte a un lado! ¡Házte a un lado un poco, haz espacio para Él! Es llamado restringirse a uno mismo. 

Remueve tu ego, restríngelo, aplástalo y da espacio a los otros. Debemos encogernos a tal grado que todos nos ajustemos en el punto central del universo. Y toda la vasta esfera a nuestro alrededor, liberada de nuestro ego, se convertirá en el lugar que le damos al Creador. Por eso, el Creador es llamado “lugar”.

Al grado en que nos alejamos de nuestro egoísmo, que ocupaba ese lugar, hacemos espacio para el Creador. 

 

Te puede interesar:  Nuestro egoísmo

 

Todos restringimos nuestro ego en un punto, del que el Creador dijo: “He creado la inclinación al mal”. En realidad, Él no creó nada, excepto ese punto en el que existimos. Todo lo demás, son las cualidades del Creador. 

Liberamos toda el área de nuestro egoísmo, excepto por el punto más central y en todo ese espacio nos adherimos al Creador. Fuimos nosotros quienes trajimos al Creador y lo revelamos ahí. Es decir, Lo coronamos como rey sobre nosotros, para gobernar sobre toda el área y le damos un lugar para ser revelado y que nos controle a nosotros y a toda la realidad

 

 

De la 2a parte de la leccion diaria de CabaláBaal HaSulam “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.