Conectarse con la Shejiná [Divinidad]

Está escrito en Degel Majané Efraim: “Uno que realmente quiere servir al Creador” es decir, anhela acercarse a la fuerza superior, construir la conexión correcta entre la gente, dado que es imposible trabajar para el Creador y acercarse a Él en cualquier forma que no sea construir, en la práctica, nuestra conexión, así “debe incluirse en todas las creaciones”. 

Debe sentir que está en ellos justo como el Creador está en cada uno de nosotros, pero no lo sentimos. Debe ”conectarse con todas las almas, incluirse en ellas y ellas en él”, es decir, llegar a un estado donde estamos conectados unos con otros que no sentimos la diferencia entre nosotros en absoluto. 

En nuestro mundo, hay un ejemplo, en la mujer embarazada, cuyo cuerpo trabaja sólo para el desarrollo del feto. Debemos imaginar que cada uno está embarazado con el grupo y queremos desarrollarlo, estar en él y que él esté en nosotros a tal grado que no sintamos la diferencia entre nosotros; todo es sólo un cuerpo, un deseo, un anhelo, una vida.

“Es decir, deja para ti mismo sólo lo necesario para conectarte con la Shejiná (Divinidad)”. No debes tener nada, aparte del anhelo de conectarte con el Creador  en la conexión con los amigos. El Creador es alcanzado como nuestra conexión común. Él no está en ningún lugar fuera de nosotros, constantemente Lo creamos en nuestra conexión correcta. Intenta imaginar cuál es la naturaleza de la conexión entre ustedes, para crear al Creador a partir de ella. 

Al grado en que anheles la conexión, podrán alcanzar la revelación del Creador entre ustedes, se alcanzan con sus acciones. Además, comenzarán a sentir que la fuerza superior, la luz superior común, está en ustedes de acuerdo a su conexión correcta mutua y la llamarán Creador, es la fuerza que los mueve. 

Para unirse con Él “Es necesario reunir mucha gente, porque mientras más gente sirve al Creador”, es decir trabajan para atraer la fuerza superior, “más luz de la Shejiná, la luz del Creador (la luz superior) “aparece ante ellos. Por eso, uno debe incluirse con toda la gente y con todas las creaciones y elevar todo hasta su raíz, hacia la corrección de la Shejiná”. 

Deben sentir que Él está en ellos. Justo como el Creador está en cada uno de nosotros, pero no lo sentimos, así necesitas conectarte con todas las almas e incorporarte con ellas y ellas contigo. En otras palabras, lograr un estado donde estamos tan conectados mutuamente que no sentimos ninguna diferencia entre nosotros, que todos están unidos. 

La conexión correcta entre nosotros es una en la que la luz superior es revelada de acuerdo a su similitud con la luz. 

Aun cuando nuestra conexión es entre deseos egoístas, si cada uno se eleva por encima un poco y comienza a tratar a sus amigos de forma altruista, en esas conexiones altruistas, que son como superestructuras entre nuestras conexiones egoístas, el Creador comienza a ser revelado. Esa conexión altruista será llamada Shejiná, Kli (vasija) espiritual en la cual el Creador es revelado. 

Todo depende de que nos elevemos por encima de nuestras conexiones egoístas, que inicialmente fueron creadas para que nos eleváramos por encima de ellas en la cualidad opuesta, en la relación opuesta, contraria a nuestras relaciones mutuas y entender que debemos oponernos a nosotros mismos, es decir, hacer una restricción (Tzimtzum), pantalla (Masaj) y luz reflejada (Ohr Hozer) y elevarnos por encima de las relaciones egoístas. 

Al grado en que creamos relaciones altruistas, la cualidad de otorgamiento, incluso, tal vez, el amor mutuo, creamos la Shejiná, el lugar, el Kli, en el que el Creador es revelado, al grado de nuestra equivalencia con Él.
[292313]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Elevándonos por encima de nosotros mismos” 6/ene/22, “Nos acercarnos al Creador en nuestra red de conexiones”, lección 1

Material relacionado:
La redención del exilio de la Shejiná
Sacudir el polvo del otorgamiento
Una maratón de alegría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.