La imagen del mundo es consecuencia de nuestra actitud hacia él

Pregunta: Baal HaSulam escribe en sus artículos que el egoísmo no es el mismo para todos. Hay un ego burdo cuando se usa sin dudarlo y hay uno más desarrollado, velado, cuando se entiende que es malo y se hace en secreto. En principio ¿cuál es la diferencia?

Respuesta: Si te das cuenta de tu ego, es bueno, puedes hablar con él, discutir; puedes llegar a alguna decisión: ¿es correcto o no?, ¿debería estar en esta propiedad o no?

Puedes pensar que es malo y tratar de deshacerte de él de algún modo. Ves que esa propiedad te perjudica y te hace elevarte por encima de los demás. Esa es toda tu vida.

Comprendes que así gastas preciosos segundos de tu vida en este mundo. ¿Si trataras a los demás de otro modo, de forma completamente opuesta? Quizá al hacerlo encontrarías otra forma de sentir una vida que en nuestro mundo no percibimos en absoluto. Pues, siempre nos sintonizamos en influir, controlar, gobernar y absorber.

Si me organizo de otra forma, podría ser libre. ¡Libre! Primero, esa fuerza terrible que me guía, no me presionaría desde atrás. Me sentiría en un espacio libre, independiente, no conectado a nada.

Vería todo lo que me rodea de manera diferente, no desde el punto de vista de lo que amenaza mi poder, auto conservación, seguridad: qué debo poseer, qué debo reprimir, absorber, aplastar y más, ¿dónde está todo en el mundo? El hombre sólo ve así al principio. Ve a niños pequeños, son crueles, cómo se tratan. Esa es nuestra naturaleza.

Si buscara relacionarme con el mundo de otra forma, vería una imagen totalmente diferente, sería consecuencia de mi actitud hacia él. Ahora veo selectivamente sólo lo bueno o malo para mí. Malo, debo hacer algo al respecto; bueno, puedo disfrutarlo.

Pero si tuviera una actitud diferente hacia lo que me rodea, vería circunstancias, objetos y acciones diferentes, un mundo completamente diferente, llamado en Cabalá, mundo superior.

Es decir, la percepción del mundo y lo que nos pasa, depende de nuestro enfoque, de la forma en que vemos el mundo, es como el mundo aparece ante nosotros. Por eso, necesitamos cambiarnos a nosotros mismos.
[290351]
De Kabtv «Close-up: Isla de fuego»

Material relacionado:
La intención correcta descubre el mundo
¿Quieres cambiar el mundo? Cámbiate a ti mismo
Corregir al mundo significa corregirnos a nosotros mismos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.