La plegaria en Cabalá

Y lo más importante, es la plegaria. Es decir, uno debe pedir al Creador, que le ayude a ir por encima de la razón, es decir, que el trabajo sea con alegría, pensando que ya fue recompensado con la razón de Kedushá y, que sienta gozo (Rabash, artículo 12 (1991), “Estas velas son sagradas”). 

Lo principal es apelar al Creador. Haz todo lo que puedas. Imagina nuestro mundo lleno con el Creador. Actúa como si estuvieras dentro de Él. Así, trata a tus amigos, pero no a los demás. 

Asciende al nivel de fe por encima de la razón y desarróllalo dentro del grupo. 

Pide al Creador que nos ayude a superar nuestro estado, desde la cualidad de otorgamiento, por encima de lo que ves dentro de la razón en nuestro mundo y en nosotros mismos. Esto se conoce como fe por encima de la razón; y este trabajo, debería realizarse con alegría, como si ya hubieras sido recompensado. 

Pregunta: ¿Cuál es el objetivo de la plegaria, si se cree que el Creador es bueno y hace el bien? ¿quién soy para estar en desacuerdo y verlo de forma distinta? 

Respuesta: ¿Por qué no estar de acuerdo? Se basa precisamente en que aceptas que Él es bueno y hace el bien, que puedes pedir por estados, en los que puedas ser como Él.  

 

Quieres saber El poder de la oración

 

Pregunta: Si pido ver a mis amigos, como los más grandes de la generación, ¿el Creador responderá a esa plegaria? 

Respuesta: Seguro. Pedir ver a los amigos perfectos, es la mejor plegaria. 

Pregunta: ¿Qué significa estar todo el día en plegaria? ¿se trata de un pensamiento, un enfoque, una sensación o una acción?  

Respuesta: Es la percepción del mundo,  donde el Creador gobierna. Si trato este mundo y al Creador en esta forma, es estar en plegaria. Quiero estar en este mundo, lleno por el Creador y constantemente, estar conectado al grupo. 

 

Del Congreso internacional de Cabalá “Nos elevamos por encima de nosotros mismos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.