Los signos del Zodíaco y el pensamiento de la creación

Pregunta: En el antiguo libro, El gran comentario (Midrash Rabbah),  está escrito que Abraham salió por la noche a ver las estrellas y se hizo la pregunta: “Estoy dirigido por ellas o hay un poder superior más elevado? Si soy gobernado por su fuerza, necesito alabarlas y si hay un poder más elevado que el de las estrellas, necesito revelarlo”, ¿estamos bajo el gobierno de las estrellas o hay una fuerza que lo gobierna todo? 

Respuesta: Las estrellas son señales. Son llamadas “signos del Zodíaco”; y como regla, los signos acompañan ciertos eventos.

Inicialmente, la gente lo entiende, pero dado que estas señales, en realidad acompañan algunos eventos, gradualmente la gente empieza a relacionarse con ellas, como algo que se dió independientemente, que los determinó y controló. Justo así, en nuestra vida, hay un gran número de distintas fuentes de influencia a mi alrededor, pero todas son controladas desde el exterior, por alguna fuerza superior. 

Si me dirijo correctamente en este mundo, pongo atención, no a cómo el mundo me trata, sino a la actitud de esa fuente superior, la fuerza superior que está detrás de la imagen de la que recibo influencias positivas y negativas. Pero, en principio, es la única fuerza que, de forma selectiva, me afecta, de acuerdo a cierto plan que sólo ella conoce. 

Por consiguiente, no me debo ocupar en confrontaciones con gente, incidentes, desastres naturales o eventos que surgen constantemente en la vida y nos suceden. A cambio de participar en estas confrontaciones con la sociedad, con el mundo e incluso conmigo mismo (es decir, con los deseos y pensamientos que nacen en mí), debo dirigir todo a la fuerza superior que causa esos procesos en mí y en mi entorno y cuestionarme “¿Para qué es todo esto? ¿qué quiere de mí?” 

Básicamente, me pregunto sobre el propósito de la vida: “¿Hay algún objetivo? ¿hay un inicio razonable, un proceso determinado que me lleve a un objetivo? ¿es controlado desde arriba el proceso? ¿necesito conocerlo? y ¿qué me dará? 

Los creyentes a menudo dicen: “Hay un Dios, Él sabe lo que hace. Acéptalo, déjalo trabajar”. Así que cierro mis ojos y hago mis pequeñas acciones: Se me dijo que Él quiere para mí esto y aquello, lo hago y Él hace el resto. 

¿Basta con que seamos criaturas tan primitivas y pequeñas? ¿es lo quiere de nosotros la fuerza superior o desea que nos desarrollemos? 

Una necesidad nace en mí, descubrir para qué vivo: “En general ¿qué sucede? ¿dónde está el control sobre mí y el mundo? ¿son los signos del Zodíaco o la fuerza superior?”  

La vida me obliga a familiarizarme con esta fuerza superior y me hace revelarla. Esta fuerza, el Creador, con su influencia en mí, especialmente con la negativa, me obliga a poner atención a Él. 

Por lo tanto, necesitamos sobreponernos a los signos del Zodíaco, ir por encima de todas las señales y eventos en nuestra vida. Nada de lo que percibo dentro y fuera de mí debo tomarlo en serio, es sólo una demostración de la actitud de la fuerza superior hacia mí; por qué, para qué —no lo entiendo. 

Posiblemente, Él hace cosas no del todo placenteras para mí, como los padres que castigan a los hijos, para que eventualmente se comporten de forma correcta, tal vez, Él lo hace así, para que me relacione con Él de forma distinta. Tal vez deliberadamente, Él coquetea conmigo y yo me niego a entenderlo y me dejo llevar por algún otro placer, etc. 

Es decir, necesito entender el pensamiento de la creación, ¿qué quiere de mí?  

Pregunta: O sea, aunque yo sepa lo que sucederá en mi vida, ¿seguiré siendo incapaz de cambiar nada?

Respuesta: Jamás. Lo vemos a lo largo de todas las lecciones que la historia nos da.
[290727]
De Kabtv “Close-Up. Destino y El Libro del Zohar” 5/feb/10

Material relacionado:
Por encima de astrología y estrellas
Una nueva vida #494 – El secreto del zodiaco de acuerdo a la Cabalá
¿Existe la astrología cabalística?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.