Ninguna buena acción queda sin castigo

Comentario: ¿Por qué los altruistas muy a menudo, no inspiran gratitud, sino resentimiento? Los expertos dicen que es porque dudamos de su desinterés y vemos el cálculo detrás de todo. Por eso, las buenas acciones se convierten en un gran menos. Los psicólogos llaman a este fenómeno de masas “el síndrome de la humillación de los bienhechores”.

Se cree que la forma más segura de evitar que se menosprecien las buenas obras, es hacerlas en secreto. Si alguien se entera, por accidente, eventualmente tendrá impacto positivo en su reputación, se considera ventaja. Oscar Wilde lo dijo muy bello: “El sentimiento más agradable del mundo, es hacer una buena acción anónima y que alguien se entere”.

Mi respuesta: Sí. Que se enteran “accidentalmente”, entre comillas.

Pregunta: ¿Quiere decir que nuestro mundo está construido de tal manera que no podemos hacer nada altruista?

Respuesta: No podemos de ninguna manera. Es nuestra naturaleza. Solo podemos hacer líos en todas partes, usamos, rompemos y violamos. No podemos actuar de otra manera. Por eso, debemos pensar en la manera de limitarnos razonablemente, hasta el punto de violar lo menos posible lo que nos rodea. Puede hacerse solo con educación.

Pregunta: ¿Existe una buena acción a nivel de nuestro mundo?

Respuesta: Una buena obra a nivel de nuestro mundo, es cuando lo tratamos como nuestro hogar común, somos como una familia y cuidamos a todos.

Si la gente tiene esa actitud, por supuesto que pondremos al mundo en orden. Ya pasamos el pico del consumismo desmedido, destrucción y distorsión de todo lo posible, ahora hay que poner un poco de orden, es decir, limitarnos en todo lo que no sea necesario.

Pregunta: ¿Se puede llegar a hacerlo?

Respuesta: La naturaleza nos obligará. Existe algo como, necesaria y suficiente. Es necesario restringirnos todos, que sea voluntario y aceptado para que nuestro planeta sea agradable para nosotros y para las generaciones futuras.

Comentario: Pero la gente dice: “Eso es lo que queremos”. Hay muchos movimientos de este tipo.

Mi respuesta: Realmente no hacen nada. No podemos hacerlo por la fuerza y tampoco podemos hacerlo gritando en las plazas.

Pregunta: ¿Cómo podemos hacerlo?

Respuesta: ¡Educando a la gente! Todos estos ambientalistas y Greenpeace solo crean mucho ruido y causan odio y desconfianza. 

Pregunta: ¿Cuál debe ser la base de esta educación?

Respuesta: Convertir a la humanidad en una familia y a la Tierra en un apartamento cómodo para todos, en nuestro hogar.

La naturaleza nos obligará a hacerlo. Estamos en ese estado. Quizás pasemos por algo más. Por ejemplo, podría haber una guerra mundial y la mitad de la humanidad o, tal vez más, será destruída. Sucederá de todos modos. La naturaleza pone todo en equilibrio.

Pregunta: ¿Se da cuenta de que ese es un proceso educativo muy largo, sabiendo quién es el hombre?

Respuesta: Es un proceso largo, depende de que comprendamos que es  necesario.

Pregunta: ¿Quién puede ser maestro en esas escuelas, en esas universidades de la vida?

Respuesta: Aquel que se eleve un poco por encima de su nivel egoísta natural, puede ser maestro.
[292646]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 2/dic/21

Material relacionado:
Entorno
Unidad
Influencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.