Nuestro romance con el Creador

Comentario: Lyuda le escribe: “Decidí escribirle después de un año y medio de ver sus clips. Todos me consideran buena persona, comprensiva y amable, pero de repente descubrí que no hay una pizca de amor en mí. La persona más cercana a mí está sufriendo y no siento su dolor. Juego a ser compasiva, pero no lo siento. No quiero ser así, no me siento bien siendo así. Tengo miedo de admitirlo ante los demás, le escribo firmando con un alias, Lyuda”.

Mi respuesta: Quizás simplemente maduró. Cuando maduramos, como está escrito en Eclesiastés: «El que aumenta el conocimiento, aumenta el dolor».

Pregunta: ¿Quiere decir, aumentó su conocimiento sobre qué clase de persona es?

Respuesta: Sólo reconocer la vida como una existencia infeliz, en un estado terrible y malo llamado «egoísmo». Ella lo está sufriendo y eso es bueno.

Pregunta: ¿Cómo puede dejar de sufrir?

Respuesta: Utilizar correcta y productivamente los sentimientos negativos hacia su estado, para pasar de ese estado a uno superior.

Pregunta: ¿Qué es el estado superior? Ve que no siente compasión por la persona más cercana a ella.

Respuesta: Ascender a un estado superior es tener más compasión, estar más cerca de la gente. Tratar de tener la actitud correcta hacia ella, eso es bondad, amor, etc.

Pregunta: El hecho de que ella escriba «No tengo un solo gramo de amor en mí» ¿es una especie de comienzo?

Respuesta: Por supuesto. Es muy bueno.

Pregunta: O sea, el hombre parte de ahí. Dígame, ¿cómo puede llegar a amar? Dice: «Ella debería ser más amable, debería amar».

Respuesta: No, no estoy hablando de eso. Ella no puede hacerlo por sí misma y no podemos imponerle ningún otro estado. Sólo podemos aconsejarle sobre algunas técnicas con las que podrá cambiar estos estados en su interior. No directamente.

Nadie puede hacerlo, el hombre no es el Creador. No puede cambiar algunos interruptores por sí mismo y de repente sentir compasión y amor. No somos así. Pero podemos invitar indirectamente, sobre nosotros, la luz superior, la energía superior, la influencia superior y eso nos corregirá y nos cambiará.

Pregunta: ¿Quiere decir que al darse cuenta de que “no hay una pizca de amor en mí”, de repente sentirá que hay amor en ella? Desde el estado en que no siente compasión por un ser querido, ¿sentirá que la tiene?

Respuesta: Sí. Además, comenzará a explorar su actitud hacia el mundo, hacia la gente, hacia todo y eventualmente hacia el Creador, quien, en principio, es la fuente de su concepción sobre el mundo. Lo único que realmente ve en el mundo, en la naturaleza inanimada, vegetal y animal y en la gente, eventualmente se conectará dentro de ella en la imagen del Creador, es decir, la fuerza superior que proyecta para ella ese estado.

Pregunta: ¿Lo que dice es que es el Creador es quien evoca ese sentimiento en ella?

Respuesta: ¡Sí! Sobre esto está escrito que no hay nada más que Él.

Pregunta: ¿Lo hace para que entienda qué es la verdadera compasión y qué es el verdadero amor?

Respuesta: Esa no es la meta, es sólo un medio para alcanzar al Creador, Su propósito, por qué Él crea esas imágenes en nosotros. ¿Por qué deberíamos ver la naturaleza inanimada, vegetal, animal y humana a nuestro alrededor? ¿por qué están a nuestro alrededor, influyen en nosotros y nos obligan a interactuar? ¿para qué?

Pregunta: Pero si tratamos de estar más cerca, ¿por qué estos sentimientos, no amo, no tengo compasión,  se despiertan en mí?

Respuesta: Para que con todas estas influencias, alcancemos su raíz, el Creador. Todas estas influencias tienen una sola raíz, fuente y causa. Esta causa quiere que lo alcances, que me acerque más.

Pregunta: ¿Qué pasará? ¿es una especie de invitación del Creador para que lo alcance?

Respuesta: Te invita a una cita. Es fácil para Él.

Pregunta: Si una persona decide y tiene una cita, ¿qué obtendrá de ella?

Respuesta: Yo le enseñaré. Estoy aquí como intermediario, casamentero, se podría decir, entre esta mujer y el Creador.

Pregunta: ¿Habla de usted mismo? ¿puedes enseñarle cómo ir en esta cita, cómo comportarse?

Respuesta: Esa es mi profesión.

Pregunta: ¿Qué le dará esto a ella?

Respuesta: ¿Qué queremos cuando queremos amar, conocernos, conocer a otra persona? Queremos revelar nuestra relación. Es decir, en la medida de lo posible los sentimientos de uno por el otro, para explorarnos a nosotros mismos, por qué somos así y sentir al otro, por qué es así. Diría que aquí aparece un romance muy interesante entre el hombre y el Creador.

Pregunta: Como resultado, ¿el hombre alcanza lo que quiere alcanzar?

Respuesta: ¡El amor surge! Y es lo más grande, lo más grandioso, lo más desinteresado y lo más importante. El que lo revela absolutamente todo. Resulta que todo en el mundo fue creado sólo para ambos. ¡Para los dos! Es la única razón para que exista el mundo. Sólo existe esa persona y el Creador. Nada más.

Pregunta:¿Podemos decirlo de ocho mil millones de personas? ¿puede cada uno decir «Estamos yo y el Creador»? ¿es así como debe ocurrir este encuentro con el Creador? ¿todos deberían alcanzar este amor?

Respuesta: Sí. De una forma muy personal.

Comentario: ¡Es una computadora increíble! ¡Todos tienen su propio programa!

Mi respuesta: ¿Qué tiene de complicado? Es la forma en que el hombre lo revela. Todo en el mundo es sólo para él. Un número infinito de variaciones, todo lo que existe, está específicamente dirigido a él.

Comentario: Todo lo que ve, todo lo que pasa, todo lo que lee en los periódicos y lo que oye …

Mi respuesta: ¡Todo! Así se escribe un guión cuando necesitan llevar a este personaje a alguna parte, a algunos cambios en él y en otros y así más. ¡Exactamente de la misma manera!
[290006]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 11/oct/21

Material relacionado:
Un ejercicio espiritual
Relación con el Creador
Por encima del amor y del odio está el lugar de encuentro con el Creador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.