Oración colectiva

La plegaria debe ser completa, desde el fondo del corazón. Es decir, saber al cien por ciento que no hay nada en el mundo que pueda ayudarte, excepto el Creador mismo. (Baal HaSulam, Shamati 5, “Lishmá es un despertar desde Arriba y por qué necesitamos un despertar desde abajo?”)

La plegaria es considerada real si llega al Creador. Y puede llegar a Él solo si surge de la profundidade del corazón del hombre, de su deseo interno más importante, cuando está cien por ciento seguro que puede lograr lo que quiere solo si el Creador lo ayuda al hacer en la práctica, todo por él. 

¡Aunque, hay un pequeño “pero” y es muy importante! El Creador responde solo a la oración colectiva.

 

Descubre como logras Comunicación con Dios

 

Puedes gritarle tanto como quieras. Él no puede responderte ¡Porque tienes que ir a él a través de un Kli (vasija) común! Justo como naciste y caíste de la altura de tu nivel espiritual al nivel material, separándote de forma egoísta de todos, así  ahora debes elevarte una vez más, en una forma anti-egoísta al mismo lugar, hasta Él. 

Por eso, la petición debe ser colectiva. En ningún caso te ayudará sentarte, llorar, sollozar y rogar ¡No servirá de nada! Solo si hay, al menos dos personas que, a pesar de su ego, de alguna manera se conectan para elevar su petición al Creador, en esta forma ayudará. 

 

 

Del Congreso internacional de Cabalá “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.