Preparación para el aprendizaje integral

Pregunta: ¿Cómo hacemos que el trabajo de cada especialista en educación integral sea lo más eficiente posible, para lograr una difusión efectiva?

Respuesta: Lo más importante en el trabajo es recibir aprobación, respeto y apoyo del equipo en el que trabaja.

Queremos hacer lo mismo en los lugares donde difundimos la educación y la crianza integral. Comenzamos a tejer una red de conexiones, para que todos estén conectados, para que entiendan cómo pueden enriquecer al equipo y que puede ser más fácil, más alegre y cómodo será para ellos.

Así, pueden mejorar, tanto ellos, como el entorno en el que viven y sentirse felices. Primero, debemos mantener ese estado artificialmente hasta que, lo recibamos de nuestra conexión interna.

Para ello se designa a una persona responsable que se asegura de que los miembros del equipo tengan ascenso constante, es decir, elegir contenidos especiales, clips, concertar llamadas telefónicas entre ellos a lo largo del día, etc.

Además, los responsables deben entender que, como se dedican a la difusión, no pueden transmitir nada si no hay fuego interior. Una persona de mal humor, en declive mental, definitivamente necesita un equipo. Necesita que la eleven, la pongan de pie, la curen y la tranquilicen. Y hasta que está llena de energía interior, con aire de unidad especial, puede seguir adelante y hacer más, de lo contrario fracasará en el trabajo.

Las personas que guían las clases integrales, en primer lugar, deben unirse, obtener inspiración colectiva, sentido de seguridad, confiabilidad, sentido de su alto estado. Necesitan mostrarse a los estudiantes, confiados, conocedores y portadores de una carga y calidez interna.

Cuando ingresan al equipo, deben dar la sensación de que hay, digamos, no tres personas allí, sino una, un tiempo común. Empiezan a jugar con el colectivo a seis manos, como un solo cuerpo.

Pregunta:¿Podría haber conceptos como envidia y honor?

Respuesta: ¡Hay de todo aquí! Lidiamos con el ego del hombre, entendemos la base de su naturaleza. Por lo tanto, debe haber envidia, poder, honor, respeto, sensación de salto, sensación de placer en el ataque, etc.

Es decir, todas estas cualidades deberían funcionar, ¡absolutamente todas!
[289800]
De Kabtv «A través del tiempo»

Material relacionado:
Grupos fusionados
¿Por qué las leyes de la humanidad nos están ocultas?
La aspiración a la felicidad como un denominador común

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.