Presencia divina Shejiná

No les falta nada, sólo salir al campo que el Señor bendijo (Baal HaSulam, Carta 4). 

Este campo es llamado Shejiná o nuestra conexión, en la que el Creador se revela. Pero cuando este campo fue fragmentado, el Creador desaparece. 

Nuestro único trabajo es conectarnos y restaurar nuestra red de comunicación, al grado en que lo hagamos, el Creador gradualmente se revelará. Esa revelación del Creador es llamada grados espirituales o mundos. 

 

Te puede interesar Los mundos espirituales son grados de conexión entre nuestras almas

 

“Paz”- “Shalom ((שלום) de la palabra “mundo”= “olam (עוֹלָם)”, “alum  (עָלוּם)” – “oculto”. El ocultamiento relativo y la revelación del Creador en cada grado nos mostrará en qué mundo estamos.  

Por eso, necesitamos reunir todos los órganos dispersos que cayeron de nuestra alma y unirlos en un solo cuerpo, en un sistema conectado. En ese cuerpo completo, el Creador infundirá Su Shejiná incesantemente, es decir, de forma completamente absoluta sin ningún espacio vacío o reducciones. 

Y la fuente de inteligencia (Tvuna), que es la parte inferior de Bina que transmite la luz hacia Maljut (en nosotros) y flujos elevados de luz (Keter, Jojma, Bina) serán como una fuente sin fin. 

¿Qué necesitamos hacer? Necesitamos restaurar nuestra conexión, llamada Shejiná. Fue el Creador quien la fragmentó, para que pudiéramos crearla a partir de un estado roto. Es llamado elevar la Shejiná del polvo. Es lo que tenemos que hacer. 

Del congreso internacional de Cabalá “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” “Nos acercarnos al Creador en nuestra red de conexiones”, clase 1 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.