Tenemos la llave de la felicidad en nuestras manos

La ONU publicó otra declaración que condena a Israel. Sin embargo, debemos entender que la principal razón para el odio a los judíos es que no estamos cumpliendo nuestra misión en el mundo, que es explicar a las naciones cómo lograr buenas conexiones y paz, de otra manera, el mundo se deslizará más por una espiral descendente. 

El crecimiento del antisemitismo viene de la ley general del desarrollo de la humanidad. Si la humanidad tiene que desarrollarse y no endulzamos su desarrollo comportándonos correctamente, causamos su odio. Es  la ley de la naturaleza. 

El antisemitismo crecerá y solo hay una solución, que fue descrita en la sabiduría de la Cabalá y en la Torá hace miles de años. No podemos escapar de nuestra misión. No tenemos dónde ocultarnos. No hay lugar en la tierra donde podamos vivir si no tenemos las relaciones correctas. 

Influirá en las naciones del mundo, nos verán de forma diferente. Todo depende de la conexión buena y correcta entre judíos, porque el pueblo de Israel fue formado con representantes de las naciones. Solo así podemos llevar a las naciones a una buena asociación y conexión y habrá paz y tranquilidad en el mundo. 

Tenemos la llave de la felicidad del mundo entero en nuestras manos. No puedo expresar lo doloroso que es para mí ver a la gente sufrir sin encontrar solución, porque no entiende cómo funciona la naturaleza ni la interconexión que hay en ella. Aún así, hay una solución. De acuerdo a lo que la sabiduría de la Cabalá y la Torá dicen, solo se requiere llevar al pueblo de Israel hacia la unidad y así, causaremos que todas las naciones del mundo se unan.   

Desafortunadamente, para los judíos es más fácil unirse con sus enemigos y odiadores, que entre ellos. Pues, unirse entre ellos es corrección y unirse con enemigos es corrupción. Nuestro corazón de piedra es atraído hacia la corrupción, 

Mientras no lo hagamos, la naturaleza nos golpeará. Hace dos días, más de cien personas murieron como resultado de un tornado en el estado de Kentucky en EUA. En unos segundos, la ciudad se convirtió en ruinas, una escena apocalíptica. Y la naturaleza ya está preparando más tornados. 

Podemos detener todos los desastres naturales uniendo a la gente. Intentémoslo. Tal vez ayudará justo ahora. La fuerza de unidad es más poderosa que cualquier tornado, cualquier desastre natural. Es incluso más fuerte que la fuerza superior. 

Cualquier desastre -huracán, crisis financiera, epidemia viral- es un golpe de la naturaleza en respuesta a la falta de unidad entre la gente. Nuestra conexión es la fuerza más interna en el mundo y si no es suficiente, la naturaleza reacciona con golpes. 

Aun así, la gente no puede unirse porque en la humanidad hay un grupo llamado judíos. Este grupo tiene el mandato de lograr unirse, para despertar en las naciones del mundo la sensación de que la unidad es la cura para todos los problemas. 

Por eso, las naciones del mundo necesitan exigir a los judíos que comiencen a trabajar en su unidad. Para eso están las Naciones Unidas. En lugar de condenar al Estado de Israel, deben protestar contra el pueblo de Israel en el mundo, por no trabajar en su unidad para prevenir desastres naturales en todos los confines del mundo, en todas las formas. 

No importa en qué país vivan los judíos, en Rusia, EUA o Israel ni si son ricos o pobres, cualquier judío que no trabaja por la unidad causa desastres en el mundo. El tiempo se agota, necesitamos unirnos justo ahora. Solo si damos al mundo ejemplo de unidad, cumpliremos nuestro propósito.
[290984]
De Kabtv “Conversación con periodistas” 12/dic/21

Material relacionado:
¿Cuál es la verdadera fuente de la felicidad?
¿Qué es la felicidad?
Una nueva vida #320 – Felicidad y tristeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.