Una idea divina

Rabash, El propósito de la sociedad 1: Y, para alcanzar el otorgamiento al Creador, debemos comenzar con el otorgamiento al hombre, lo que se llama “amor por los demás”.

¿Por qué se necesita esto? No podemos hablar de nuestros sentimientos, si no percibimos algo en ellos. Si tengo que acercarme a algo, del objeto al que me aproximo, debo recibir cierto tipo de retroalimentación, alguna cualidad, sensación o repercusión opuesta. 

Por consiguiente, todo está hecho en el aprendizaje de percibir al prójimo, a todos, no como un ser inerte, vegetal o animal, sino exactamente como somos. Y a partir de la semejanza de nuestras relaciones con los demás, podemos aprender a sintonizarnos para la relación con el Creador. 

El egoísmo nos ayudará. Nos repelerá y mostrará que no estamos en conexión con los demás y que no estamos preparados para unirnos con el Creador. Es lo que sentimos en nuestra separación. Es decir, nuestra conexión, es el indicador que me muestra que estoy lejos del Creador. 

Es una idea maravillosa, divina, cuando una persona siente que está en el mundo creado para nosotros, para que aprendamos a sentir y entender quiénes somos y para que gradualmente nos elevemos del estado de sensación de la naturaleza inerte, vegetal y animal, hacia el grado del hombre; y en estas relaciones, tenemos que empezar a sentir que ya estamos preparados para revelar al Creador.
[292084]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” 6/ene/22 “Nos acercarnos al Creador en nuestra red de conexiones”, lección 1

Material relacionado:
Lograr unidad es revelar al Creador
La única oportunidad de revelar al Creador
Instrumento para revelar al Creador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.